Si pudiera

Minientrada

Si pudiera haría del mañana un día lleno de buenas cosas,

Si pudiera daría más de mi en todo lo que hago,

Si pudiera invertiría mucho más tiempo en cosas que realmente edifiquen,

Si pudiera aprendería otro idioma,

Si pudiera ayudaría cada vez más a las personas que necesiten mi ayuda,

Si pudiera tener más templanza en todo,

Si pudiera ser más disciplinada,

Si pudiera tener más fuerzas y resistencia,

…y justo entonces es cuando leo esta lista y comprendo que si quiero Sí PUEDO, simplemente debo pagar el precio; y para los que nos sentimos más que vencedores en Cristo Jesús, pues tenemos la batalla ganada.

Llena de dicha

Minientrada

“Que dicha tan grande siento y disfruto acudir a ti cada vez que deseo, pues solo en ti confío,  y si no confiase en ti que sería de mi, ya que solo tú eres capaz de comprenderme. Que aliento siento al clamar a ti, pues tengo la certeza de que estas ahí,  que me escuchas, que no importa lo que sea prestas atención como si importase mucho, y lo haces porque me amaste primero, fuiste tú quien puso sus ojos en mi, por pura misericordia y amor, tu y solo tú fundador de los cielos y la tierra” 

Ese justo lugar llamado futuro

Minientrada

“Allí donde vagan los pensamientos, donde dejamos que la imaginación vuele, justo donde muchos sueños suelen terminar, allí donde entendemos que puede haber algo especial, donde muchas veces enfocamos nuestras fuerzas. Sí, ese justo lugar llamado futuro, que sin presente no es nada, que sin actos diarios y constantes no llega a ser lo que deseamos;  así que, trabajemos el hoy de una manera que el mañana concuerde con lo que anhelamos” 

Aún falta mucho por andar

Minientrada

“Y contemplas todo lo que te rodea, y luego entiendes que mientras mas camino has recorrido  aún queda más; es por esto que en cada etapa, en cada oportunidad y en cada instante hay que vivir plenamente, evitando los miedos y sobre todo siendo íntegros con nosotros mismos y con los demás. Pues las mascaras sirven para poco, al final del drama los mas engañados somos nosotros mismos. ¡Que el futuro no nos sorprenda!”